españoles en argentina - querella querella argentina
INICIO -> Artículos -> Tras ser convocados a una mesa de negociación, el personal de la embajada retomó sus funciones

15.06.2017 Artículos

Tras ser convocados a una mesa de negociación, el personal de la embajada retomó sus funciones

La huelga se había iniciado el pasado 29 de mayo en reclamo de una actualización salarial, luego de ocho años de cobrar el mismo sueldo y sin tener ningún tipo de respuesta de parte del Ministerio Español a los pedidos de los trabajadores.

Tras ser convocados a una mesa de negociación, el personal de la embajada retomó sus funciones querella argentina

Tras ser convocados a una mesa de negociación, los trabajadores de la administración pública española en Argentina levantaron provisoriamente la huelga indefinida y retomaron a sus puestos de trabajo a la espera de los resultados del encuentro que se realizará el próximo martes 20 en Madrid. Lamentablemente, y como era de esperar, la relación entre el cuerpo diplomático y los empleados que realizaron la huelga se vio resquebrajada y va a llevar un tiempo recomponer la situación.

Tras catorce días de huelga, y cuando el reclamo ya se extendía a administraciones públicas de otros países –todos en la misma situación-, desde el Ministerio decidieron convocar a una mesa de negociación, lo que generó que desde Argentina se levantara la medida de fuerza hasta el próximo martes 20 la tarea, fecha en que se reunirán en España los gremios con los encargados del Ministerio de Hacienda. En la asamblea que tomaron la determinación dejaron en claro que lo hacían en “nuestra permanente actitud de diálogo y escucha”.

Los trabajadores se mostraron "plenamente representados por los tres sindicatos españoles (CC.OO., CSIF y UGT) que defienden con absoluta convicción y firmeza nuestras reivindicaciones salariales, basadas en cifras incuestionables y teniendo en cuenta las facilidades del plan plurianual que ofrecemos y el deterioro continuo de las variables inflación/tipo de cambio que se está produciendo y, según todas las previsiones, se van a profundizar a lo largo de este año" y mantienen con firmeza su reclamo en el que no aceptarán "la validez del argumento de “falta de presupuesto como una posible respuesta".

La huelga se había iniciado el pasado 29 de mayo en reclamo de una actualización salarial, luego de ocho años de cobrar el mismo sueldo y sin tener ningún tipo de respuesta de parte del Ministerio Español a los pedidos de los trabajadores.

En el inicio de la medida contaron con el apoyo de Osmany Llanes Melo, Secretario General de la Sección Sindical del Servicio Exterior, quien había llegado desde España para acompañar a los trabajadores y con su experiencia a cuestas acertaba al precisarle a Diariocritico de Argentina que esperaba una “reacción en cadena” del resto de las administraciones, y “que la gente pierda el miedo y salga a hablar, claro que esto tiene un coste económico que los compañeros en Argentina han sido sumamente valientes y sumamente combativos en decir basta ya de congelación salarial”.

Desde Argentina viajó a Madrid el delegado de los trabajadores Miguel Negreira, quien está participando de las negociaciones para llegar al encuentro del martes con el conflicto encaminado. Igualmente Negreira, admitió en diálogo con Diariocritico de Argentina que es probable que pueda extenderse la negociación y que el día 20 no quede resuelto el pedido. La gestión y el reclamo es por los casi siete mil trabajadores que integran la administración pública española en el exterior y no solamente para los que lo hacen en Argentina explicó Negreira.

Relación resquebrajada entre diplomáticos y trabajadores

A pesar que desde el primer día los trabajadores que reclaman la recomposición salarial aclararon que la medida no era contra el cuerpo diplomático, el hecho que sus superiores no hayan demostrado una mínima solidaridad ni acompañado el apoyo, generó que con el correr de la huelga los resquemores salieran a la luz.

Los cuestionamientos salidos de la boca de los funcionarios de que gracias a ellos cobraban en dólares, o que no cobraban tan mal para realizar semejante medida, llegaron a los oídos de los trabajadores, que, atónitos, no podían entender la falta de comprensión de sus jefes.

Se pudo e los días de huelga a empleados que a pesar de estar realizando la medida de fuerza, demostraron tener “puesta la camiseta” dando una mano en la organización de eventos como la despedida oficial del Embajador realizada en las instalaciones de la Cancillería, o encuentros de turismo, donde personal de la Consejería también dieron una mano a pesar de estar adheridos a la medida de fuerza.

Todo esto no fue reconocido, y muy por el contrario, a la hora de retomar sus funciones luego de levantar provisionalmente la medida de fuerza, los trabajadores se encontraron con ridículas represalias, que, lejos de cerrar la grieta, agrandaron la misma y tensaron aún más la situación.

Fuente: Diario Crìtico

RECIBÍ NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO : ENVIAR