españoles en argentina - querella querella argentina
INICIO -> Artículos -> Semana de la Memoria Española en Argentina

02.08.2017 Artículos

Semana de la Memoria Española en Argentina

En el marco de la Semana de la Memoria Española en la Argentina, la Agrupación Federico García Lorca realizo distintas jornadas dedicadas a recordar a las víctimas de la dictadura franquista. Los días 18 y 22 de Julio; La Lorca alternó panel con expositores y marcha con el propósito de recordar a los luchadores que defendieron el gobierno legitimo de la Segunda República española frente al ataque fascista.

Semana de la Memoria Española en Argentina querella argentina


Estas actividades tienen como objetivo, desde la denuncia social y pública, generar consciencia sobre la magnitud del accionar de los genocidas de la dictadura franquista y sobre la necesidad e importancia de que el gobierno español extradite, como la justicia argentina solicita, a los 18 ejecutores de muertes, persecución y tortura, que a día de hoy gozan de impunidad. La búsqueda de justicia se torna crucial para las víctimas que siguen buscando esclarecer lo acontecido durante dicho periodo y su debida reparación, es por esta razón que, muchas de ellas, han incorporado su pedido particular a la Querella Argentina contra los crímenes del franquismo.

El acto tuvo fecha el 18 de julio por si implicancia significativa: se recuerda el golpe contra el gobierno de la Segunda República, y el lugar, la Facultad de Derecho de Buenos Aires, por tratarse de un lugar de formación de muchos de los profesionales y algunos de los querellantes que se posicionan, trabajan y denuncian contra los crímenes del franquismo. Fueron elegidos para integrar el panel: Juan López Páez, Coordinador de Acción política de Izquierda Unida Exterior de Buenos Aires y representante de la Federación Estatal de Foros por la memoria Histórica en Argentina; Agustina Zeitlin, Antropóloga Social ; e Inés García Holgado, Abogada y querellante por el asesinato de su abuelo.

López Páez dio comienzo al evento recordando que “este un acto de homenaje a las víctimas del franquismo que sufrieron muerte, persecución, tortura miseria y exilio y que dieron su vida por defender la legalidad republicana”, a lo que agregó que agrego “hoy recordamos el golpe contra la Segunda república y le hacemos un homenaje a Timoteo Mendieta Alcalá, cuya hija Ascensión de 91 años, pudo en estos días, inhumar los restos de su padre gracias a la querella argentina de la jueza Servini de Cubría”.

Tras agradecer a todos los abogados querellantes, señaló “las exhumaciones del Cementerio de Guadalajara nos recuerda que hubieron muchos Timoteos , en realidad 7449 represaliados y represaliadas, de los cuales 1428 lo fueron con resultado de muerte”. Aun así, si bien entregar los cuerpos a sus familiares es un acto humano restitutorio, esto no soluciona el hecho de que fueron asesinados y por tanto es la justicia española la que debe intervenir, declarando ilegales y anulando los juicios como ha hecho el parlamento catalán y, así restituir la inocencia a todos los asesinados. Mientras esto no ocurra la herida seguirá abierta. No se trata de revancha política sino de justicia para los inocentes”.

El expositor quiso dejar bien claro que no se trató de una lucha fratricida entre españoles, tampoco de una guerra civil, por el contrario, fue un golpe de estado militar con apoyo cívico-empresarial y eclesiástico ejecutado por el ejército español sublevado contra un gobierno legítimo y democrático. En este sentido, afirmó que “el golpe de estado fue organizado, preparado y planificado por una trama civil de partidos monárquicos y de derecha representantes de la oligarquía financiera, empresarial y agraria, con el apoyo de la Iglesia Católica, y una trama militar, un sector del Ejército como brazo ejecutor de la conspiración contra el gobierno republicano, que representaba la legalidad y la legitimidad política y jurídica, y encarnaba la soberanía nacional. Utilizaron la violencia como método para aplastar la población y destruir el proyecto reformista y modernizador republicano e implantar el fascismo. Supuso una vulneración del orden constitucional, del orden jurídico en vigor, cuya legitimidad le venía dada por la legalidad republicana surgida democráticamente de las urnas y el propio principio de soberanía popular reconocido por la Constitución de la República de 1931”.

Más adelante, se explayó sobre los antecedentes históricos de la sublevación de 1936, sus contactos con el régimen fascista de Mussolini, así como en su método represivo similar a la solución final nazi: “exterminio de los contrarios y disidentes, neutralización de los tibios o equidistantes con prolífica eliminación de muchos de ellos y el amedrentamiento del resto de la empobrecida población”. El integrante de Izquierda Unida Exterior en Buenos Aires, subrayó las consecuencias que tuvo para los españoles el golpe militar del 18 de Julio de 1836, y que no fue otra cosa más que la represión en todas sus formas, económica, política, administrativa, educativa, laboral y religiosa. Por todo, “es necesario denunciar los actos de la represión franquista como crímenes de lesa humanidad”. Tales aberraciones implicaron malos tratos y tortura a prisioneros de guerra, deportación, cárcel, violación de mujeres, secuestro de bebes a las encarceladas, deportación a campos de concentración, persecución política y expolio y robo de bienes económicos, etc.

Juan López Páez concluyó citando a Walter Benjamín: “El pasado de los perseguidos y excluidos debe ser recuperado, porque nada de lo que sucedió es asunto cerrado, no basta con recuperar los restos de nuestros familiares queridos hay que desenterrar sus ideas, los descendientes somos la esperanza que no duerme”.

Con un público ya conmovido, continuó el panel con la Antropóloga Social Agustina Zeitlin quién realizó un repaso y análisis sobre el recorrido jurídico y social de la Querella argentina, la cual concibe como “un proceso jurídico y social, resultado de una serie de elementos que se entrecruzan dándole lugar y sentido”, tal y como explicó, se trata de una causa que trasciende los tribunales, ocupa el espacio público legitimando a las víctimas, reivindicando postulados de derechos humanos y tejiendo redes transnacionales en la reivindicación de la memoria, verdad y justicia”.

Zeitlin estableció tres puntos sobre los cuales el caso español resulta relevante e interesante, por un lado, como declara Miguel Rodríguez Arias, por ser España el segundo país del mundo con más desaparecidos enterrados en fosas comunes, detrás de Camboya, con más de 100000 desaparecidos, 30000 niños robados y 1500000 personas asesinadas, lo cual el sociólogo Gabriel Gatti ayuda a pensarlo como una gran catástrofe, es decir, “la destrucción sistemática de identidades y de la desarticulación de la sociedad practicada por el mismo estado que la compone”. Por otro lado, porque ninguno de los responsables de dichos crímenes ha sido procesados en España siendo que los tribunales de este país han trabajado a favor de la sanción penal de represores implicados en crímenes de lesa humanidad como son los casos de las dictaduras chilenas y argentina , como también de genocidio en Guatemala y Ruanda, el caso Couso (Periodista español asesinado en Bagdad), Caso Falun Gong contra el partido comunista Chino por torturas, persecución y genocidio, entre otras muchas causas que se han abierto en España. Y, por último, porque el inicio del proceso penal se inicia 39 años después de que ocurrieron los hechos y en tribunales extranjeros y basándose el principio de Justicia Universal, el cual habilita al estado argentino a investigar, pues no importa tanto la nacionalidad de las víctimas como la calidad del delito que es de lesa humanidad, y por tanto un delito que no prescribe.

De esta manera, explicó cómo el 14 de Abril de 2010 se presentan las primeras demandas contra los crímenes del franquismo, Darío Rivas, por el fusilamiento de su padre, Inés García Holgado por el fusilamiento de su tío abuelo, y más adelante Adriana Fernández por el caso del fusilamiento de su abuelo. Si bien se han pedido extradiciones, se ha intervenido en exhumaciones, y se dictó un auto en el 2014 imputando delitos a un total de 19 personas, lo que a la Antropóloga le interesó remarcar, es “la reparación física y simbólica que ha significado para los familiares romper con el silencio y poder iniciar un duelo. La Jueza Servini es quien dio esta posibilidad de escucha siguiendo los procedimientos marcados por la ley”.

La intervención de la antropóloga continuó con la identificación de aquellos elementos que operaron generando un contexto propicio para que argentina se tornara en destino de las demandas. Se destacó el trabajo de abogados como Mariano Castex, Ana Messutti y Carlos Slepoy, deteniéndose sobre la trayectoria de este último, en su condición de abogado, militante político y victima que le permitió acercarse a los querellantes con una escucha diferente, aportándoles, además de su trabajo como profesional, herramientas de lucha y activismo. Finalmente, Agustina agregó que “la apertura del proceso contra los franquistas es vista sobre el trasfondo de vínculos entre víctimas de violencia política, que se solidarizan e identifican unas con otras, lo cual fortalece la lucha por memoria, verdad y justicia, como también las relaciones entre exiliados de uno y otro lado del mar que mueven a la querella de un lado al otro. Este movimiento se palpa en organizaciones como La Lorca que actualizan la resistencia a la dictadura franquista y defienden la militancia como herencia política”.

La última ponencia la realizo la Dra. Inés García Holgado, quien coincidió con Juan López Páez en señalar que “lo que ocurrió en España en 1936 fue un golpe de estado, un levantamiento contra un gobierno democráticamente constituido en el que funcionaban todas las instituciones de una república”, y recordó que “aquellos a quienes se fusilaba se le realizaba un sumario, hoy esos sumarios siguen vigentes, allí se los acusaba de ladrones y asesinos, por eso dijo es necesario crear y exigir una ley de nulidad de sumarios, para que nuestros familiares se les devuelva su dignidad y su inocencia”. Luego expresó que muchas instituciones colaboraban en esta lucha como el Banco de ADN catalán, “en ese banco se encuentra la sangre de mi padre que puede ser comparada con la de mi tío que murió en la Batalla del Ebro”. Al final dijo que los consulados argentinos en el mundo están abiertos para recibir denuncias y ya hay más de mil querellas presentadas, y aclaró que “ser familiar y estar en la querella, es reivindicativo, algo queda escrito, es simbólico, no hay desaparición, no hay olvido”.

Luego los invitados agradecieron a la Secretaria de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho por el espacio ofrecido y convocaron a la Directora de Teatro María Dora García, a la actriz Liliana Cobe y a la compañera Patricia Alonso para realizar un entramado de distintas obras de Federico García Lorca, que a más de uno le hicieron saltar las lágrimas.

Todos se despidieron al grito de “Salud y República” y convocaron a la Segunda Jornada de la Semana de la memoria española en la Argentina, realizada el 22 de Julio y que comenzó con el despliegue de una gran bandera republicana en las escalinatas de la Facultad de Derecho; más tarde, los militantes marcharon desde allí hasta la Embajada española donde entonaron “La Internacional“, en honor a esos abuelos y familiares que lucharon por una sociedad en que “la tierra será el paraíso, patria de la humanidad”.

RECIBÍ NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO : ENVIAR