españoles en argentina - querella querella argentina
INICIO -> Artículos -> Rajoy reparte más de un millón de euros entre asociaciones homófobas y ultracatólicas

20.03.2017 Artículos

Rajoy reparte más de un millón de euros entre asociaciones homófobas y ultracatólicas

En los últimos cinco años, el gobierno otorgó subvenciones a varias organizaciones que desprecian a las personas homosexuales y quieren prohibir el aborto. Estos grupos gozan también de la declaración de ?utilidad pública?, lo que les permite obtener beneficios fiscales. Lo mismo ocurre con las fundaciones Francisco Franco y Blas Piñar.

Rajoy reparte más de un millón de euros entre asociaciones homófobas y ultracatólicas querella argentina

El autobús de Hazte Oír no está solo en la carretera del odio. Actualmente, una docena de asociaciones ultracatólicas mantienen la categoría de ?utilidad pública?, lo que les permite disfrutar de beneficios fiscales. Varios de estos grupos cuentan además con subvenciones del gobierno de Mariano Rajoy, que desde su llegada al poder ha entregado ayudas económicas por un valor superior al millón de euros. Gracias a esos apoyos, las entidades subvencionadas han continuado con sus campañas en contra de la homosexualidad y el aborto, sus máximas obsesiones terrenales.

La mecha se encendió hace algunas semanas. Tras aparecer en las calles de Madrid con propaganda contraria a las niñas y niños transexuales, la asociación Hazte Oír consiguió situarse en el centro del panorama informativo. En esa polémica surgió el nombre de uno de los ministros ultracatólicos que pasaron por el gobierno de Rajoy: Jorge Fernández Díaz. En 2013, el ex responsable de Interior ?y supernumerario del Opus Dei- había otorgado a esa asociación el título de ?utilidad pública?, una categoría reservada para aquellas entidades que tengan fines de ?interés general?.

Ahí empiezan los problemas. En realidad, Hazte Oír es un lobby centrado en atacar el aborto, la igualdad de género y los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales. A nivel partidista, una de sus últimas campañas estuvo dirigida a reclamar que el ex presidente José María Aznar lidere una nueva formación política a la derecha del PP. Si eso ocurriese, le votarían encantados.

Tal como reveló hace algunas semanas Público, este grupo maneja un presupuesto de 2,6 millones de euros anuales, recaudados mediante las cuotas y donativos de sus socios. Gracias a la declaración de utilidad pública firmada por el ex ministro Fernández Díaz, esas contribuciones económicas ?desgravan un 75% los primeros 150?, y a partir de esa cifra el 30% (o 35% en determinados supuestos)?, explica en su página web la asociación dirigida por el abogado Ignacio Arsuaga Rato, familiar del ex ministro de Economía Rodrigo Rato. En su portal abundan estos días las noticias sobre el bus del odio y su fracasado intento de recorrer la geografía española.


Amigos de Franco

La Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil ha coincidido en algunos actos públicos con otra organización que también tiene beneficios fiscales: la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF). La institución que adora al dictador ?y que tiene como presidenta de honor a su hija Carmen- realiza actualmente una campaña para recabar nuevos adherentes, a quienes recuerda que ?las deducciones por donativos a fundaciones aplicables al IRPF? aumentaron al 75% ?en los primeros 150 euros de donativos?. ?Además, si mantienen una fidelidad con una entidad durante varios años, su deducción aumentará en un 5%. Por ejemplo: Si se donan 150 euros, Hacienda les financiará 112,5 euros, y su coste real será de solo 37,5 euros?, explica el club franquista.

Esos mismos beneficios son aplicables a otras organizaciones ultraderechistas que actúan a día de hoy en España, como la Fundación Blas Piñar. Según consta en el Boletín Oficial del Estado, su inscripción en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Cultura se produjo el 28 de julio de 2014, seis meses después del fallecimiento del ex diputado ultraderechista Blas Piñar López. Creada con un capital inicial de 30 mil euros, este grupo ?dirigido por sus hijos- tiene como objetivo la ?promoción, el estudio y la investigación del pensamiento y la obra religiosa, política y jurídica? del ex líder de Fuerza Nueva.

En el ?top ten? de fundaciones ultraconservadoras también se sitúa ?Valores y Sociedad?, dirigida por el ex ministro de Interior Jaime Mayor Oreja. Entre sus objetivos ?al menos a nivel de estatutos- se encuentra ?el análisis y diagnóstico de la realidad política y social de España y de Europa y de los principales problemas y retos que les afectan, formulando propuestas y alternativas regeneradoras susceptibles de ser asumidas y aplicadas en la acción política?. Otra de las caras conocidas de esta fundación es María San Gil, ex presidenta del PP vasco. En 2011, el presidente de la asociación Hazte Oír le entregó una de sus distinciones anuales. Hoy son muy buenos amigos.

Fuente: Diario Público

RECIBÍ NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO : ENVIAR