españoles en argentina - querella querella argentina
INICIO -> Artículos -> El Ejecutivo ve ilegal poner una bandera republicana en la casa museo de un ex presidente del Gobierno de la II República

08.10.2017 Artículos

El Ejecutivo ve ilegal poner una bandera republicana en la casa museo de un ex presidente del Gobierno de la II República

El Gobierno insiste, respondiendo a una pregunta de En Marea, en que no puede hacerse uso de otra bandera que no sea la oficial en un edificio público. La Delegación del Gobierno en Galicia interpuso un recurso contencioso-administrativo al Ayuntamiento de A Coruña por negarse a retirar la tricolor en la casa museo de Casares Quiroga.

El Ejecutivo ve ilegal poner una bandera republicana en la casa museo de un ex presidente del Gobierno de la II República querella argentina

"En un edificio público no puede hacerse uso de otra bandera que no sea la oficial". Esta es la argumentación del Gobierno —basada en la ley 39/1981— que ha llevado a la paradoja de que en el balcón de una casa-museo de un político republicano no pueda ondear la bandera republicana. Ha sucedido en A Coruña, en la casa-museo de Santiago Casares Quiroga, abogado y político galleguista que presidió el Gobierno de la II República entre mayo y julio de 1936.

El Ayuntamiento de A Coruña —presidido por Marea Atlántica— colgó la bandera republicana en el balcón del edificio el pasado 14 de abril con motivo del 86º aniversario de la II República, un régimen que el Consistorio definió como "una etapa de cambio y de derechos que fue truncada por el golpe fascista". Cuatro días después, la Delegación del Gobierno en Galicia pidió al Ayuntamiento que retirara la tricolor por entender que vulnera la ley que regula el uso de banderas y otros símbolos, pero la Administración local la mantuvo en el balcón, donde sigue colgada a día de hoy.

El Ayuntamiento considera que no incumple ningún precepto de la ley porque la bandera "se exhibe únicamente como homenaje a la personalidad a quien está dedicada la casa-museo y, además, no pende de ningún asta, sino que está enganchada de un balcón del edificio", señalan a Público fuentes del Consistorio coruñés. Aunque el edificio de la casa-museo es de titularidad municipal, no está destinado a fines de representación o institucionales y su exhibición tampoco responde a "una manifestación ideológica en favor de un régimen distinto al constitucional, sino que se trata de un homenaje al personaje y a la recuperación de la memoria histórica de la ciudad", remarcan las mismas fuentes. "Es una bandera republicana como parte de la ornamentación de un museo dedicado al republicanismo", insisten.

La respuesta de la Delegación del Gobierno ante la negativa del Ayuntamiento fue presentar un recurso contencioso-administrativo contra el Consistorio. Una demanda "absolutamente infundada", según En Marea, que no contribuye a "mejorar el bienestar de la ciudadanía". La Delegación del Gobierno y, por tanto, el Ejecutivo central "confunde la intención de homenajear a una figura clave en un período histórico que significó la promoción de muchos valores con una suerte de afán de llevar a cabo una vulneración de la ley de símbolos", sentencia el Ayuntamiento a Público.
El diputado Antón Gómez-Reino Varela, del grupo parlamentario confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, preguntó al Gobierno en junio por qué el Ejecutivo pretende "interferir en las decisiones que adopta el Ayuntamiento de A Coruña acudiendo a los tribunales". Sin embargo, el Ejecutivo se limita a afirmar que la decisión de la Delegación del Gobierno en Galicia "responde únicamente a la necesidad de garantizar el cumplimiento de la ley 39/1981": "No es bandera constitucional la bandera republicana y, por ello, cuando se trata de un edificio público, no se puede hacer uso en el mismo, ni en el balcón principal, ni en cualquiera de sus fachadas o ventanas, de, en este caso, la bandera republicana. Se trate o no de un mástil o de cualquier otro tipo de exhibición pública de otra
bandera que no sea la oficial", reza la respuesta del Gobierno a En Marea remitida el pasado 1 de septiembre.

La ley establece que en edificios públicos, autonómicos, institucionales, locales, municipales o inframunicipales sólo se puede colocar la bandera española, la propia de la comunidad autónoma, la del municipio o la provincia, la de la comunidad foral y la de la Unión Europea. "Sólo se prevé que junto a la bandera de España puedan utilizarse las banderas aprobadas por los Estatutos de Autonomía y su utilización sólo puede hacerse, junto con la bandera nacional, en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma cuyo Estatuto haya aprobado una bandera propia", añade el texto del Gobierno. Sin embargo, En Marea defiende que, en este caso, la bandera en la casa-museo de Casares Quiroga "solamente supone un homenaje más" a la figura del político.

"Es llamativo que se dediquen recursos públicos a un litigio como este", denuncia el grupo parlamentario, que se pregunta si la intención del Gobierno es "vulnerar su autonomía municipal y ocultar la memoria histórica de la ciudad". De hecho, recuperar la memoria histórica es uno de los compromisos del actual gobierno municipal de A Coruña que, de momento, ya ha retirado del callejero toda referencia al régimen franquista y creará en breve el Consello da Memoria Democrática, un órgano consultivo vinculado a la recuperación de la memoria personal y familiar de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.


Justicia "anti-banderas"

De hecho, no es la primera vez que sucede algo parecido cuando se acerca el 14 de abril. Eso sí, hasta ahora, siempre en edificios institucionales. Este año, la justicia ordenó retirar una bandera republicana izada en la Plaza de la Constitución de Cádiz y, días antes del 86º aniversario de la República, la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana envió cartas a todos los municipios en las que advertía de que colocar la bandera tricolor era ilegal. Aun así, nueve municipios desoyeron el aviso. Días más tarde, la Policía obligaba a retirar una bandera republicana en la Feria del libro de Algeciras.

Fuente: Público

RECIBÍ NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO : ENVIAR