Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalolalo/public_html/modulos/header.php:14) in /home/lalolalo/public_html/modulos/coneccion.php on line 26
Donde el pasto crecía mas alto - Agrupación Federico García Lorca
españoles en argentina - querella querella argentina
INICIO -> Artículos -> Donde el pasto crecía mas alto

31.07.2018 Artículos

Donde el pasto crecía mas alto

CRIMENES DEL FRANQUISMO IMPUNES EN ESPAÑA Y DENUNCIADOS EN ARGENTINA. Una mirada histórica y la mirada de los querellantes.

Donde el pasto crecía mas alto querella argentina


Con este título se realizo, el 4 de mayo, en la Facultad filosofía y letras tres exposiciones y un debate posterior que tuvieron como disparador la proyección del documental “Donde el pasto crecía más alto “,el mismo dirigido por Roberto Dangelo e Ignacio soto , reúne los testimonios de los tres querellantes argentinos contra los crímenes del franquismo: Darío Rivas , Inés García Holgado y Adriana Fernández cuentan detalles de los fusilamientos de sus familiares , como afecto esto a su identidad y a sus familias, y también su lucha para conseguir justicia que continua hasta la actualidad.
Este encuentro fue organizado por “La Lorca “junto con la Cátedra Libre de Derechos Humanos de filosofía y Letras de la UBA, y fueron de la ocasión las dos querellantes mujeres que aclararon que la ausencia de su compañero Darío Rivas se debía a su avanzada edad y problemas de salud.
La visión histórica sobre el contexto en que se dieron los fusilamientos y otros crímenes del franquismo estuvo a cargo del Profesor Daniel Campione, que abrió el Foro tras la presentación de Graciela Daleo, Coordinadora de la Cátedra Libre de DDHH de la citada casa de estudios.
Daleo dijo “quiero dedicar este encuentro a Carlos Slepoy, no se le puede hacer mejor homenaje que hablar y ver este documental con las denunciantes argentinas contra los crímenes franquistas que aun continúan impunes en España, aquí frente a tantos alumnos de esta Cátedra” y agrego” voy a iniciar recordando las palabras de Carlos, cuando se condeno a Scilingo quien cumplió su condena-a perpetuidad- en España “y dio paso a la lectura de un texto escrito por él.
“Carli” Slepoy, fue y es el abogado argentino recordado por dar su apoyo y asesoramiento durante más de 40 años a víctimas de dictadura en Argentina, Chile, Guatemala y España basándose en el principio de Justicia Universal, su acción permitió detener a Pinochet en Londres cuando iba a una consulta médica, y también juzgar y condenar al militar Scilingo, por su participación en los vuelos de la muerte -en los juicios que, por entonces, instruyera el Juez Baltasar Garzón.
Daleo continuo diciendo “el principio de justicia universal, no tiene que ver con lo que hace el estado, tiene que ver con lo que hace el pueblo, se trata- como menciona el periodista Alejandro Torrus -de la solidaridad entre los pueblos por la lucha de los derechos humanos que siempre se gana. Pero las batallas son largas”.
Tras la proyección del documental el historiador Daniel Campione saludo a los denunciantes argentinos, y expreso “ellos se enfrentan a la búsqueda de clausurar la memoria de la República, de la revolución proletaria y campesina acaecida en España en 1936, y la represión que se encargo de ocultar todo el movimiento hacia transformaciones sociales radicales. El historiador aclaro que “la política de supresión de la memoria tuvo su inicio con la dictadura de Franco, pero continuo después de su muerte con los gobiernos de la transición española que pergeñaron una supuesta reconciliación basada en el olvido, que no excluyo a los gobiernos socialistas”. Y continuo, “todo quedo atado y bien atado, la atadura es la impunidad que hay que desatar, fueron cuatro décadas de crimen, Franco envió gente a la muerte hasta el año 75, en su lecho final”.
Luego cito como ejemplo a ideólogos del Franquismo como Jose Maria Peman y Emilio mola para demostrar que “la acción represiva del franquismo respondió a un plan sistemático que es puesto en obra desde el mismo alzamiento de 1936, y su propósito de exterminio no estaba circunscripto al campo militar, sino extendido al plano social e ideológico”.
Campione dijo:”las víctimas fueron primero dirigentes y militantes de izquierda, luego meros partidarios o simpatizantes y, por último los indiferentes” y, en este sentido, recordó la frase de un periodista falangista “A la cárcel con el neutral”. Y agrego, “se asesina en masa cuando hay una amenaza militar, una seria resistencia contra el avance golpista pero también se los hace cuando hay poca o ninguna lucha para imponer el alzamiento militar, como en Logroño, Pamplona, Valladolid, y amplias zonas de Galicia”.
Durante mucho tiempo no se podría hablar de guerra civil sino de” simples matanzas” y terminada la guerra la política de venganza continuo según Campione ”los paseos que terminaban con tiros en la nuca fueron reemplazados por consejos de guerra, donde la condena estaba predeterminada, dando lugar a verdaderos asesinatos judiciales . Por último se refirió a la ley de” responsabilidades políticas” que culpaba a todos los que concretamente o de forma pasiva se opusieran al movimiento nacional sancionándolos, incluso económicamente, reduciéndolos a la miseria.
No se olvido el profesor del papel cómplice de la iglesia española que fue “beneficiaria y legitimadora de las políticas de exterminio”, y ya más cercano en el tiempo dio su concepto sobre la monarquía española y dijo “no es cualquier monarquía la que instauro el caudillo eligiendo un príncipe educado y escogido bajo su tutela y tampoco es cualquiera el gobierno español integrado por herederos de Franco que formaron un partido de dirigentes de la dictadura convertidos por conveniencia a los ideales democráticos”.
Por eso, concluyo Capione “desde argentina hacemos los votos por una España diferente en la que el poder salga de manos de quienes en más de un sentido son herederos de Franco y pueda constituir se un efectivo poder popular al modo que soñaron los mejores luchadores de la República.”
Le llego su turno a Ines Garcia Holgado que se sumo al homenaje a Carlos Slepoy y explico que en la película cuenta los avatares sufridos por sus familiares y que le son relatados, en principio por su abuela, y que luego ella misma se encarga de investigar de los archivos españoles desde Argentina.
La Dra. García Holgado perdió a 4 familiares durante los primeros años de la dictadura franquista, su tío abuelo Luis García Holgado, Administrador de Correos en Herbas fue secuestrado, encarcelado y sacado a “paseo “para fusilarlo en 1936. Sufrió el mismo destino su tío abuelo Elías, Concejal de Salamanca y, también su abuelo fue arrojado misteriosamente de una escalera encontrando la muerte en esa caída .Asimismo otro de sus tíos, de nombre Vicente desapareció como miembro de las milicias de Castilla.
La abogada comento que tras la inhabilitación del Juez Baltasar Garzón en 2008 y apelando al principio de Justicia Universal decidió presentarse ante los tribunales argentinos y ser querellante junto A Darío Rivas, y Adriana Fernández, los tres argentinos se sumaron a mas de mil querellantes de distinta procedencia, e iniciaron el proceso judicial simbólicamente el 14 de Abril, día en que fue proclamada la Segunda República Española. La causa quedo a cargo de la jueza María Servini de Cubría.
Holgado continúo resumiendo los logros y las dificultades de la querella en la actualidad y expreso que “se han enviado exhortos para exhumaciones de víctimas de la Guerra civil española, ocurridos en la batalla del Ebro, y algunas fosas fueron exhumadas, y se han realizado identificación a través del ADN”, y agrego “se solicitaron extradiciones pero fueron negadas por la justicia española ya que ellos consideran a los crímenes de la dictadura franquista como crímenes comunes y , por lo tanto preescriptos” y explico que se la justicia española se ampara para ello en La Ley de Amnistía dictada en 1977, pero esto dijo” es engañoso ya que la amnistía no cuenta para crímenes de lesa humanidad”.
Por último destaco que no solo querían encontrar el cuerpo de sus familiares, mandar presos a los responsables de los asesinatos que ocurrieron entre 1936 a 1977, sino que también piden la nulidad de los sumarios para limpiar los nombres de sus familiares e invito a que se sume más gente en igual condición a la querella para que esta se mantenga vigente.
Más tarde Adriana Fernández introdujo la historia de su abuelo Antonio, “el Cesterin” por su labor de hacer cestas con hojas de álamo y por ser el más joven de la familia haciendolo, y que según una versión medio extraña había muerto en una pelea entre vecinos, versión de la que ella dudaba y que su padre creyó real hasta sus 75 años, oportunidad en que es exhumado el cuerpo del abuelo Fernández.
Al conocer la verdadera historia Adriana comprendió lo que el franquismo puede silenciar, su abuelo solo tenía 24 años y era amigo del Alcalde de San Esteban Valduesa, el debía ubicarlo y entregarlo pero al contrario le aviso que lo estaban buscando y escapo. Los falangistas, entonces, ubicaron a Antonio para matarlo y aleccionar a los pobladores de lo que no debían hacer.
Una vecina anciana le dijo como fue la muerte de su abuelo, “lo bajaron, estaba comiendo, con un cuchillo lo torturaron en el poste de una plaza, lo pasearon en el camión de la muerte, y lo abandonan tras asesinarlo con dos tiros en la nuca. La querellante pudo ubicar la fosa donde estaba su abuelo porque su padre recordaba lo que le decían sus mayores “Allá donde el pasto crece más verde y mas alto”, allí está tu padre. Fernández comenta que con la exhumación de su abuelo ella se encontró con la identidad que lo unía a él.
Curiosamente, su familia conservadora, religiosa nunca le había hablado del Franquismo, y es a partir de la desaparición de algunos sacerdotes en Latinoamérica y de su participación en espacios y organismos de defensa de la memoria en la Argentina ,se da cuenta que ella tiene un desaparecido en la familia, y envía una carta a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Ponferrada y son ellos los que le informan que Antonio había sido asesinado “en la lucha nacional contra el marxismo “.Ella descubría así cuanto de sus valores e ideas tenían que ver con su abuelo y su padre a los 75 años sabía que Antonio no era un violento que murió en una pelea entre vecinos sino un héroe que salvo a un funcionario de la Segunda República.
No le alcanzo a Adriana con encontrar a su abuelo, comprendió que había 114.000 fosas e igual cantidad de historias silenciadas y una historia para reivindicar, la historia de los que fueron muertos por defender la democracia, y que no dieron la vida sino que se la sacaron. Por eso señalo al final “seguiremos batallando, no vamos a bajar los brazos así como en Argentina las abuelas buscaron a sus nietos, nosotros los nietos y nietas de los republicanos queremos saber que paso con nuestros abuelos y seguiremos exigiendo justicia”.
¿GUERRA CIVIL O GENOCIDIO?
La proyección del documental “Donde el pasto crecía más alto”, la exposición a cargo del historiador Daniel Campione y el testimonio de las querellantes dieron lugar a un debate posterior en el que participaron un buen número de asistentes.
Mas allá del impacto emocional que suscito en el auditorio especialmente el relato de las querellantes argentinas, la discusión desde el plano teórico giro en torno a la denominación “guerra civil” o “genocidio”.
Pese a que el Profesor Campione defendió el concepto de guerra civil con argumentos basados en que existió un Ejercito Republicano con diversas batallas frente a los nacionales, varios asistentes se inclinaron-a veces, con vehemencia-a calificar como genocidio al proceso que comenzó con el levantamiento del 18 de Julio de 1936 y que comprendió no solo tres años de enfrentamiento entre las dos fuerzas sino que extendió hasta la muerte de Franco.
Los juicios que solamente eran una ficción, dado que el veredicto ya estaba preestablecido, los fusilamientos inmediatos a la captura, más de 30000 niños desaparecidos como asimismo la persecución y cárcel durante décadas fueron planteados como argumentos a favor de la calificación de genocidio.
No se podo llegar a un consenso acerca del tema, motivo por el cual parecería que el camino indicado es seguir profundizando y debatiendo las peculiares características de los casi cuarenta años oscuros en la historia de España.







RECIBÍ NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO : ENVIAR