españoles en argentina - querella querella argentina

Manifiesto No a la monarquía.



Este manifiesto expresa un rotundo rechazo a la monarquía española como figura y símbolo de desigualdad y violencia, considerándola heredera de un sistema dictatorial aún impune. Su permanencia por si sola, legitima privilegios de clase adquiridos en condiciones ajenas a la democracia, ya que se otorgan de forma imperativa sin opción a la votación y opinión de la propia sociedad civil. La imagen del monarca revela la voluntad de un sistema que protege los intereses de las elites por sobre la ciudadanía; debiera ser inadmisible que el sólo hecho de pertenecer a determinado linaje, garantice privilegios sin ningún tipo de compromiso con el pacto social que nos constituye como una comunidad.

España mantiene arraigado su espíritu imperialista en el seno de los núcleos de poder y la monarquía es estandarte y prueba cabal de su vigencia. No es esta España la que nos identifica. El pueblo español ha demostrado a lo largo de su historia una incansable y permanente resistencia a la sumisión y al hostigamiento de monarcas y dictadores. De hecho, el compromiso social y político de los ciudadanos españoles en este último tiempo denota una falta de apoyo justamente hacia este régimen, desde la ausencia de público en el recibimiento del nuevo rey, la aparición del masivo movimiento 15M en su momento, el surgimiento de movimientos memorialistas, la querella argentina contra los crímenes del franquismo y numerosas manifestaciones públicas que abogan por una república, la recuperación de derechos civiles y la defensa de un estado democrático.Es este espíritu de resistencia el que lo convierte en nuestro ejemplo de lucha, es esta España la que nos conmueve y moviliza, y en nombre de todos aquellos que han perdido la voz combatiendo las injusticias que un pequeño sector privilegiado y poderoso promueven, es que decimos NO A LA MONARQUÍA.

A lo largo de la historia, el rol y la figura de la monarquía en España ha estado encaminada a la vulneración de los derechos y libertades de sus propios ciudadanos; sus complicidades con genocidios, dictaduras y regímenes fascistas perduran hasta la actualidad, donde la determinación política de este sector se expresa constantemente a favor de los proyectos represivos y desmovilizadores. No es sólo una cuestión del pasado; lo que hoy la monarquía sintetiza es el carácter excluyente que pretende imponer el neoliberalismo. Rechazar la monarquía significa repudiar a un proyecto de mundo donde los privilegios adquiridos por herencia legitiman el sometimiento de las clases populares.

Nuestro No a la Monarquía se extiende a un No al patriarcado, No a Macri, un No al fascismo, No al capitalismo salvaje que está diezmando los valores solidarios de nuestras sociedades. Nuestro rechazo rotundo a la existencia de un Rey en España sintetiza la reivindicación de nuestras raíces Republicanas y la cohesión transnacional por los Derechos Humanos, la vigencia de una lucha que no ha terminado y que nos encontrará unidos hasta la victoria siempre.

Adhesiones a: fueraelrey@lalorca.com.ar